Lo primero que tienes que hacer es medir la intensidad de tu emoción asociada con un recuerdo traumático, y luego emparejas tu memoria con una afirmación de aceptación de ti mismo. Este emparejamiento utiliza dos técnicas psicológicas muy bien documentadas denominadas exposición (recordando el trauma) y reestructuración cognitiva (aceptación de uno mismo). Después, das unos golpeteos con la yema de los dedos en una serie de puntos de acupresión sobre la cara y cuerpo. Estos golpeteos - denominado “hacer tapping” - envían una señal tranquilizante a tu cerebro, diciéndole que estás a salvo. Así que mientras antes, quizás el recuerdo provocaba una respuesta condicionada de estrés en el cuerpo, ahora estás recondicionando tu cerebro con una asociación positiva. La señal de seguridad enviada por la yema de tus dedos le dice a la máquina que genera el estrés en tu cerebro que se desconecte. Así que la vinculación condicionada del recuerdo con la respuesta de estrés se rompe.

Existe una relación muy fuerte entre el estrés emocional y la enfermedad.

Es un procedimiento absolutamente seguro que puede utilizarse tanto en niños como en adultos, y cualquier persona puede practicarlo con facilidad. Actuando sobre unos puntos concretos del cuerpo mientras nos centramos en un problema específico, podemos entrenar al cerebro para que cambie sus patrones negativos y llegar a liberarnos de los trastornos que estemos padeciendo.

Es realmente difícil identificar el aspecto de nuestro ser que en un preciso momento busca su equilibrio, su limpieza, en definitiva su sanción.

No nos enseñaron a identificar nuestras emociones para observarlas y sanarlas sino que nos enseñaron a reprimirlas y dejarlas escapar de una manera insana.

¿Cómo se en qué grado de paz interior me encuentro? Pues muy sencillo observando en el día, en cada momento, si quiero un trabajo más austero, como reacciono ante aquello que no tolero y me produce un malestar. A ese malestar le pondré una etiqueta: rabia, impotencia, pena, lastima, preocupación, miedo y llevare toda mi atención a cómo y dónde lo estoy sintiendo. Incluso buscaré otras situaciones en las que me sentí así.

 

Se deduce que si quiero vivir en paz conmigo mismo debo dejar de luchar y reaccionar para reflexionar y aceptar lo que ocurre en mi vida como una oportunidad para crecer y sacar lo mejor de mí. Esto va hacer que yo sea el responsable de mi vida y que comience a realizar los cambios oportunos para que mi dialogo interior cambie y me pregunte: ¿Qué estoy sintiendo?¿Cómo me hace reaccionar ésto?¿Que emoción estoy abordando? ¿Cómo puedo liberarla? ¿Qué hay de valor en mí que aún no he expresado?

 

  

La Receta Básica

 

Lo que voy a mostrar aquí es un método abreviado de utilizar EFT.

 

Sin embargo, después de desarrollar EFT, descubrí que este método breve funciona muy bien casi todo el tiempo, así que este es el método principal que utilizo ahora, y lo mismo sucede con la mayoría de los practicantes de EFT. Animo a todos a aprender o al menos saber acerca de la versión original, por lo que si no obtienes los resultados que deseas, puedes probar la receta básica completa. Es fácil de aprender y agrega menos de un minuto al procedimiento.

Céntrate ahora en el método breve, aquí está lo que necesitas para empezar a utilizar EFT.

 

Ingrediente Nº 1…La Preparación

 

Aplicar la receta básica es algo como ir a jugar a los bolos. En el juego de los bolos, hay una máquina que prepara los bolos recogiéndolos y configurándolos en perfecto orden al final de la pista. Una vez hecha esta "preparación", todo lo que se necesita hacer es rodar la bola por la pista para derribar los bolos.

 

De manera similar, la Receta Básica tiene una rutina de inicio para "preparar" tu sistema de energía como si fuera un grupo de bolos. Esta rutina (llamada la Preparación) es vital para todo el proceso y prepara el sistema de energía para que el resto de la Receta Básica (la bola) pueda hacer su trabajo.

 

El sistema de energía, por supuesto, no es realmente un grupo de bolos. Es un grupo de circuitos eléctricos sutiles. Presento esta analogía de bolos sólo para darte un sentido de la finalidad de la preparación y la necesidad de asegurarte que tu sistema de energía esté orientado correctamente antes de intentar despejar sus interrupciones.

 

Tu sistema de energía está sujeto a una forma de interferencia eléctrica que puede bloquear el efecto de equilibrio de estos procedimientos de tapping. Cuando está presente, debe quitarse ese bloqueo que interfiere o la Receta Básica no funcionará. Eliminarlo es el trabajo de la Preparación.

 

Desde el punto de vista técnico, este bloqueo que interfiere toma la forma de una inversión de polaridad dentro de tu sistema de energía. Esto es diferente de las interrupciones de energía que causan tus emociones negativas.

 

Otra analogía nos puede ayudar aquí. Considera una linterna o cualquier otro aparato que funciona con pilas. Si las pilas no están ahí, no funcionará. Igualmente de importante, las pilas deben instalarse correctamente. Estoy seguro que has notado que las pilas tienen marcas de + y - en ellas. Estas marcas indican su polaridad. Si alineas las marcas de + y - de acuerdo con las instrucciones, la electricidad corre normalmente y tu linterna funciona bien.

 

Pero ¿qué sucede si se ponen las pilas al revés? Inténtalo en algún momento. La linterna no funcionará. Queda como si se hubieran quitado las pilas. Eso es lo que sucede cuando la inversión de polaridad está presente en tu sistema de energía. Es como si las pilas se hubiesen puesto al revés. No me refiero a que dejas de funcionar por completo, como "estirar la pata" y morir, pero tu progreso se detiene en algunas áreas.

 

Revés Psicológico

 

Esta inversión de polaridad tiene un nombre oficial. Se denomina Revés Psicológico y representa un fascinante descubrimiento con amplias aplicaciones en todas las áreas de sanación y de rendimiento personal.

 

Es la razón por la que algunas enfermedades son crónicas y responden de una manera mínima a los tratamientos convencionales. Es la razón por la que a algunas personas se les hace muy difícil perder peso o renunciar a sustancias adictivas. También es la razón por la que atletas talentosos se quedan "atarantados" o cometen errores que les cuesta el juego o nunca alcanzan su pleno potencial. Es, literalmente, la causa del auto-sabotaje.

 

El Revés Psicológico es causado por formas de pensar auto-destructores y negativas que a menudo ocurren inconscientemente y por lo tanto sin darte cuenta. Como promedio, estará presente - y por tanto será un obstáculo para EFT, en aproximadamente el 40 por ciento de los casos. Algunas personas tienen muy poco de esto (es raro), mientras que otros están sometidos a ello la mayoría del tiempo (también es raro). La mayoría de personas caen en algún lugar entre estos dos extremos. El Revés Psicológico no crea ningún sentimiento dentro de ti, entonces no sabrás si está presente o no. Aun las personas más positivas están sujetas a esto… incluso un servidor.

 

Cuando el Revés Psicológico está presente, detendrá completamente cualquier intento de sanación, incluyendo EFT. Por lo tanto, debe corregirse si el resto de la Receta Básica va a funcionar.

 

Corregimos el Revés Psicológico aunque podría no estar presente. Nada más se toman unos 8 o 10 segundos para hacerlo y, si no está presente, no se hace ningún daño. Sin embargo, si está presente, un obstáculo importante para su éxito será quitado del camino.

 

La preparación consta de dos partes, que son:

 

1. recitar una afirmación tres veces y

 

2. corrección simultánea del Revés Psicológico.

 

La Afirmación

 

Puesto que la causa del Revés Psicológico implica pensamientos negativos, no les debe de extrañar que la corrección incluya una afirmación neutralizante. Tal es el caso con EFT, y aquí está.

 

Aunque tengo este ______________, me acepto completa y profundamente.

 

Rellena el espacio en blanco con una breve descripción del problema al que deseas dirigirte. Estos son algunos ejemplos.

 

Aunque tengo este dolor en la zona lumbar, me acepto completa y profundamente.

 

Aunque tengo este miedo de hablar en público, me acepto completa y profundamente.

 

Aunque tengo este dolor de cabeza, me acepto completa y profundamente.

 

Aunque tengo esta ira hacia mi padre, me acepto completa y profundamente.

 

Aunque tengo este recuerdo de guerra, me acepto completa y profundamente.

 

Aunque tengo esta rigidez en el cuello, me acepto completa y profundamente.

 

Aunque tengo estas pesadillas, me acepto completa y profundamente.

 

Aunque tengo este antojo de chocolate, me acepto completa y profundamente.

 

Aunque tengo este miedo a las serpientes, me acepto completa y profundamente.

 

Por supuesto, esto es sólo una lista parcial porque no hay fin a los posibles problemas a los que EFT se puede dirigir. También puedes cambiar la frase de aceptación diciendo:

 

"Me acepto a pesar de que tengo esta ________."

 

"Aunque tengo esta ____________, me acepto profundamente."

 

"Aunque _______, me amo y me perdono a mí mismo."

 

"Me amo y acepto aunque tengo este ________."

 

Y hay más variantes. En lugar de decir, "me acepto completa y profundamente”, puedes simplemente decir:

 

Estoy bien. Voy a estar bien.

 

Me sentiré mejor pronto. Todo está mejorando.

 

O algo similar. Esto, por cierto, es cómo utilizamos EFT con los niños. La frase "Me acepto completa y profundamente" tiene poco sentido para los niños. En su lugar, un niño que está disgustado puede decir algo parecido a lo siguiente:

 

Aunque reprobé el examen de matemáticas, soy un chico genial, estoy bien.

 

Aunque perdí mi mochila y estoy enojado conmigo mismo, sigo siendo un niño maravilloso.

 

Todas estas afirmaciones son correctas porque siguen el mismo formato general. Es decir, reconocen el problema y crean aceptación propia a pesar de la existencia del problema.

 

Eso es lo que es necesario para que la afirmación sea eficaz. Puedes utilizar cualquier versión, pero recomiendo que empieces con la recomendada porque es fácil de memorizar y tiene buenos antecedentes de funcionar bien.

 

Aquí están, ahora, algunos puntos interesantes sobre la afirmación.

 

• No importa si crees en lo que dice la afirmación o no. Simplemente dila.

 

• Es mejor decirla con sentimiento y énfasis, pero diciéndola de forma rutinaria también suele dar resultados en la mayoría de los casos.

 

• Es mejor decirla en voz alta, pero si te encuentras en una situación social donde prefieres murmurarla o hacerla en silencio, entonces, adelante. Probablemente será eficaz.

 

Corrección del Revés Psicológico

 

Para incrementar la efectividad de la afirmación, la Frase de Preparación incluye un método sencillo para disolver el Revés Psicológico. Esto se logra haciendo tapping en el Punto Karate, el cual se explica a continuación, repitiendo la afirmación al mismo tiempo.

 

El Punto Karate

 

El Punto Karate (abreviado PK) se localiza en el centro de la parte carnosa del exterior de la mano (cualquier mano) entre la muñeca y la base del dedo meñique, o expresado de otra manera, la parte de tu mano que usarías para dar un golpe de karate.

 

Haz tapping firmemente en el punto Karate con las puntas de los dedos índice y medio - o con los cuatro dedos - de la mano contraria. Aun cuando podrías usar el punto karate de cualquier mano, generalmente resulta más conveniente hacer tapping en el punto karate de la mano no-dominante con las puntas de los dedos de la mano dominante. Si eres diestro, haz tapping en el punto karate de la mano izquierda con los dedos de la mano derecha. Si eres zurdo, haz tapping en el punto karate en la mano derecha con las puntas de los dedos de la mano izquierda.

 

Ahora que comprendes las partes de la Preparación, hacerla resulta fácil. Creas una palabra o frase corta para llenar el espacio en blanco en la afirmación y luego simplemente repites la afirmación, con énfasis, tres veces mientras haces tapping continuamente en el punto karate.

 

Eso es todo. Después de algunas rondas de práctica, deberías ser capaz de hacer la Preparación en unos 8 a 10 segundos. Ahora, con la Preparación realizada apropiadamente, te encuentras listo para el siguiente ingrediente de la Receta Básica - la Secuencia.