TABLA DE PROCEDIMIENTO ESTANDAR [PARA CASOS ACCESIBLES]

 

PASO  UNO:   INICIOR     EL     CASO

(Después de esto, ve al PASO DOS).

Al iniciar el caso, debe obtenerse la siguiente información:

1.            Nombre, edad, estatura, peso, idioma extranjero, etc.

2.            Si se le ha hipnotizado, psicoanalizado, dado terapia de choque, etc.

3.            Psicosis, neurosis, dramatizaciones, enfermedades psicosomáticas, etc.

4.            Operaciones, enfermedades, accidentes, choques eléctricos, óxido nitroso.

5.            Pérdida de aliados: padres, abuelos, cónyuge, hijos, parientes, etc.

6.            Ambiente de edad temprana: percépticos, gente ocluida, etc.

 

 

POSO  DOS:    ABRIR  EL CASO Y RECORRER ENGRAMAS

 

(Si el caso no se abre, o se estanca, ve al PASO TRES).  Abrir el caso

1.            Pon al preclear en reverie, revisa los percépticos y ve si se mueve en la línea temporal.

2.            Recorre incidentes de placer para afinar los percépticos, fortalecer el sentido de la realidad y poner al preclear en su propia valencia.

3.            Haz un intento de conseguir descargas de emoción dolorosa.

4.            Si el archivero y la tira somática indican un caso atorado, prueba todos los métodos prescritos para liberar en la línea temporal. (Si eso falla, ve al PASO TRES).

5.            Haz un intento de alcanzar engramas del área básica. (Si eso falla, ve al PASO TRES). B. Recorrer engramas

 

1. Dirige a la tira somática, trabaja con el archivero, reduce todos los engramas contactados (o sus básicos). Computa en todo momento, detecta y desintensifica todos los negadores, rebotadores, llamadas, retenedores, agrupadores, etc.

 

2.            Comienza en el área básica y procede hacia tiempo presente, borrando todos los engramas por el camino. Continúa haciéndolo hasta que tengas a un Liberado o un Clear.

 

3.            Si el caso se estanca, comprueba si hay auditación incompetente y un entorno perjudicial, y remedia sus efectos. (Si el caso aún está atorado, ve al PASO TRES).

 

PASO TRES: ELIMINAR CIRCUITOS DEMONIO Y ORDENES DE VALENCIA

 

 (Después de esto, vuelve al PASO DOS).

 

1.            Pon al preclear en Memoria de Línea Directa y busca órdenes de circuito demonio y de valencia en recuerdos de los padres, aliados posibles, etc.

 

2.            Pon al preclear en reverie y recorre las dramatizaciones y otros candados necesarios para establecer la orden exacta de circuito demonio o de valencia.

 

3.            Después de una computación esmerada, usa la Técnica Repetitiva para alcanzar y reducir los primeros engramas que contengan esta orden.

 

4.            Haz un intento de conseguir descargas de emoción dolorosa en momentos de pesar, pérdida, etc.

 

5.            (Vuelve al PASO DOS).

 

 

 

PROCEDIMIENTO ESTAND

 

El Procedimiento Estándar se ha revisado para simplificar la auditación (para los casos accesibles, no los psicóticos). La revisión se hizo posible cuando se examinaron las valencias y se encontró que estas ejercían una influencia considerable sobre los recuerdos sónicos y los de los percéticos en general. Cuando una persona está en la valencia de otra, no puede, por supuesto, percibir plenamente sus propios percépticos.

 

PASO UNO:  INICIAR EL CASO

 

Un caso se inicia usando Memoria de Línea Directa para recuperar información sobre incidentes que puedan contener pesar, como las muertes, o sobre engramas de dolor físico, como los accidentes, enfermedades u operaciones. Se pueden recuperar pruebas reales y de oídas, que el auditor puede usar al trabajar en el caso. Se debe mantener a mano un registro escrito de tales posibles engramas, mientras se audita. A la información de oídas recordada, sobre todo de familiares, se le debe dar menor validez que al recuerdo del paciente, y jamás debe permitirse que invalide los datos del paciente.

 

POSO DOS:  INICIAR El CASO Y RECORRER ENGRAMAS

 

ABRIR EL CASO

 

1.            El reverie es lo mismo que estar completamente despierto con los ojos cerrados. No es un estado de ser especial. En la Fundación ya no cuenta nadie. Al preclear se le dice simplemente que cierre los ojos, se instala el cancelador y el preclear está en reverie. Completamente despierto, podría trasladarse a cualquier incidente que pueda alcanzar en reverie. Las personas que no van a ninguna parte cuando se les pide están invariablemente atoradas en alguna parte de la línea temporal, aunque parezcan estar en tiempo presente. Tras decirle a una persona que cierre los ojos, comprueba si se mueve en la línea temporal.

 

2.            Recorre incidentes de placer de esta forma: envía atrás al preclear hasta ayer, cuando puede que haya estado haciendo algo placentero. Recorre el incidente exactamente como un engrama, una y otra vez, persuadiéndole suavemente cada vez para que recoja más contenido en el incidente, hasta que por fin lo esté volviendo a experimentar con varios percépticos. Tengas o no tengas éxito en esto, retorna luego al preclear a un momento de placer todavía anterior. Trátalo como un engrama, haciéndole pasar a través de él una y otra vez, recogiendo todos los percépticos disponibles, persuadiéndolo suavemente a que vea y escuche, que sienta la ropa, o una silla o el agua, si es que lo has mandado a nadar. Trabaja los momentos de placer durante cinco o diez horas si estás teniendo dificultades con el caso. Esto le da la destreza de retornar, le da un sentido mayor de realidad (muy importante), y pone a punto su sónico y visio. También le ayuda a meterse en su propia valencia. Recoge para él momentos de triunfo cuando estaba orgulloso de ser él mismo, y ve si estos se pueden recorrer.

Si no puede contactar momentos de placer, no te preocupes. Puede que en vez de eso contacte el momento que hace que le sea imposible contactar el placer; por tanto, si contacta un incidente desagradable, haz que lo recorra inmediatamente como un verdadero engrama. Persuádelo suavemente también, si es posible, a que entre en su propia valencia.

Tanto si se activan sus percépticos con esto como si no, procede a intentar contactar emoción dolorosa (pesar).

 

3.            Los engramas de pesar (llamados engramas de emoción dolorosa en el Manual) resultan de pérdidas de posición, de aliados o de cosas. Un engrama de pesar se recorre como cualquier otro engrama. Recógelo en el primer momento de consciencia de la pérdida, cuando la persona se enteró por primera vez de la muerte, etc., y recórrelo con todos los percépticos una y otra vez hasta que se descargue el pesar. Asegúrate de preguntar también qué es lo que está pensando el preclear, y de recorrer las palabras de los pensamientos articulados, si es que hay alguno, con todos los percépticos, de la misma manera que se recorren las palabras de otra gente. Si el pesar no se descarga en lágrimas, y si el incidente no se desintensifica tras varios recorridos, hay un cierre emocional o la persona está fuera de su propia valencia. No supongas que no hay lágrimas presentes si la lógica indica que debería haberlas habido. Sacar el pesar de un caso es muy importante, y todo el pesar que pueda contactarse se debe descargar tan rápida y tan completamente como sea posible. Define la fuente de todo pesar, y recórrelo como cualquier otro engrama. Tanto si obtienes descarga de pesar como si no, ve al paso siguiente de probar el archivero.

 

4.            El archivero y la tira somática deberían estar en buen estado de funcionamiento. El archivero debería suministrar respuestas relámpago y engramas según se le solicite. La tira somática debería ir instantáneamente a los engramas según se le ordena. Uno coopera con el archivero. Él manda sobre la tira somática. El funcionamiento óptimo de estos debería quedar demostrado al entregar el archivero el siguiente engrama necesario para resolver el caso, y yéndose la tira somática a la primera parte de ese engrama. Esto se hace educando al preclear respecto a la definición y existencia del archivero y de la tira somática. Los circuitos demonio no deben confundirse con el archivero. El archivero es categórico y siempre tiene razón. Pero un "archivero" que suministra respuestas en naipes o en cintas de teletipo, o que proporciona rebotadores cuando se desea un retenedor, es en realidad un circuito demonio que obstruye el archivero, y hay que deshacerse del circuito demonio. (Véase el PASO TRES).

 

El auditor le dice al preclear: "El archivero nos dará ahora el engrama necesario para resolver este caso. La tira somática irá al inicio de este incidente. Cuando cuente de uno a cinco y chasquee los dedos, las primeras palabras de este engrama llegarán a tu mente como un relámpago. Uno, dos, tres, cuatro, cinco (chasquido)". Si se presenta un engrama, el auditor puede que no lo sepa hasta que el preclear repita varias veces sus primeras palabras. Esto asienta al preclear en el incidente, que entonces puede recorrerse con la debida atención a rebotadores, retenedores, etc.

 

No esperes que el preclear entre tan tranquilo en el incidente por sí solo, ni que "oiga" las primeras palabras por sí solo. Hay que llevarlo adentro de él con solicitudes al archivero y órdenes a la tira somática. Las primeras palabras surgen generalmente como respuesta relámpago. El archivero y la tira somática deberían funcionar perfectamente. Si no lo hacen, el paciente está atorado en la línea temporal (aun cuando parezca estar en tiempo presente), está fuera de su propia valencia o tiene circuitos demonio interpuestos entre su archivero y el "yo".

 

Detecta a un preclear atorado con una respuesta relámpago sobre la edad. Pregúntale su edad y chasquea los dedos, así: "¿Cuántos años tienes? (chasquido)". Puede que su respuesta sea su edad en tiempo presente y aun así esté atorado en la línea temporal, porque puede que haya incorporado una respuesta para contestar una pregunta así. Pregúntale de nuevo: "¿Cuántos años tienes? (chasquido)". Todavía puede darte su edad en tiempo presente y, sin embargo, estar atorado. Di entonces: "¡Dame un número!". Puede que te dé entonces otro número diferente del de su edad, si está atorado. El último número será la edad en la que está atorado. Pregúntale entonces: "¿Días, semanas, meses años?". Obtén una respuesta relámpago sobre uno de estos. Este es el año día o semana o mes después de la concepción (o después del nacimiento) en que está atorado. Si con este método no te da una pista acerca de dónde está atorado, pide una respuesta relámpago sí-no, de la forma siguiente: "¿Hospital?" (chasquido). "¿Doctor?" (chasquido). "¿Madre?" (chasquido). Obtener sí o no a una serie de preguntas así identificará la gente presente y el área geográfica del engrama. Luego lo pones en Memoria Directa y le preguntas acerca de este incidente. De esta manera se logra que el engrama en el que está atorado salga a la vista. Entonces se desintensifica, lo que quiere decir que se recorre como engrama hasta que sea incapaz de retener al preclear. Si el engrama retenedor no se reduce, es que hay otro anterior, similar a él, que puede alcanzarse y reducirse.

 

USAR TÉCNICA REPETITIVA DE MANERA ALEATORIA EN UN CASO ASÍ SÓLO HACE QUE SE ATORE CADA VEZ EN MÁS ENGRAMAS. LA TÉCNICA REPETITIVA DEBE USARSE CON MODERACIÓN, Y SÓLO CUANDO AL PRECLEAR SE LE RETORNE A UN ENGRAMA. ES UNA TÉCNICA SECUNDARIA Y JAMÁS DEBE USARSE PARA ABRIR UN CASO NI PARA REMEDIAR UN CASO ATORADO. LA REPETICIÓN SE USA EN UN REBOTADOR, PARTIENDO DE PISTAS OBTENIDAS DEL ARCHIVERO. SE USA EN CIRCUITOS DEMONIO ÚNICAMENTE CUANDO UNO TIENE DATOS ACERCA DE LA ORDEN. (Véase el PASO TRES más abajo). Si el archivero y la tira somática no funcionan después de todo esto, ve al PASO TRES.

 

5.            A veces ocurre en un caso que está atorado en la línea temporal, lleno de demonios y fuera de valencia, que los engramas del área básica se pueden alcanzar y reducir. En el instante en que se puedan sacar bostezos de un caso, en que se pueda borrar un engrama en el área básica, los demás engramas en ese caso se desintensifican ligeramente. Como la inconsciencia es común a todos los engramas, en cuanto comienza a despejarse: (a) el paciente comienza a mejorar y (b) se reduce el poder de mando de los engramas y (c) se puede entrar en los engramas con mayor seguridad cuando uno busca circuitos demonio y cambios de valencia. Si no eres capaz de contactar engramas del área básica, revisa tu técnica respecto a cómo debe procederse, inténtalo varias veces, reduce unos pocos engramas o candados recientes en la vida, intenta el área básica de nuevo. Si aun así fracasas en contactarlos, pasa al PASO TRES. No te limites a seguir usando la Técnica Repetitiva. Jamás uses la repetición con fines tan genéricos.

 

B  - RECORRER ENGRAMAS

 

1.            Uno no debe esperar que el preclear simplemente entre tan tranquilo en el área básica. Se le debe enviar. Se le debe ordenar a la tira somática que vaya ahí. Los engramas alrededor de la concepción, y la concepción misma, son la parte más temprana del área básica. La primera vez que no viene la regla es la parte final del área básica. ESTA ÁREA ES LA MÁS VITAL EN EL CASO, Y DEBE HACERSE TODO ESFUERZO POSIBLE PARA ALCANZAR Y REDUCIR O BORRAR LOS ENGRAMAS QUE CONTENGA. Uno a menudo puede obtener la concepción rápida y fácilmente poniendo al preclear en un momento de placer sexual o de noviazgo reciente en la vida, asentándolo en ese momento (diciéndole que no tiene que contarlo sino sólo decirle al auditor que él está allí: se recorre en silencio y sin detalles), y luego, cuando tenga buen contacto con el incidente, enviarlo, mediante órdenes, inmediatamente a su propia , concepción*. La concepción se recorre completamente como el espermatozoide y luego como el óvulo, con todos los detalles que contenga. Se ha encontrado que momentos un poco anteriores, como espermatozoide o como óvulo, son engrámicos, y cuando la concepción contenga dolor y no se borre tras muchos, muchos repasos, mira antes. La concepción no siempre tiene dolor, y si no lo tiene, debe recorrerse unas pocas veces para asegurarse de ello, y luego ignorarse. El bostezar en las secuencias de la concepción (espermatozoide y luego óvulo) le quita inconsciencia a todo el caso en cierta leve medida. Si los engramas en el área básica se borran o se reducen, sigue borrando o reduciendo más mientras aparezcan. Si dejan de aparecer, busca pesar en la vida después del nacimiento y, si se descargan ahí, vuelve al área básica y continúa reduciendo o borrando. Ordénale al paciente que entre en su propia valencia en el área básica cuando haya recorrido y disminuido la intensidad de las valencias ahí. Si lo metes en su propia valencia (como sí mismo en vez de como mamá o papá o un aliado) en el área básica, probablemente activarás su sónico. La mayoría de los casos que no pueden meterse en el área básica se mantienen fuera debido a rebotadores o negadores en la concepción o en algún otro lugar del área básica. "Es demasiado pronto para saberlo" a menudo niega engramas en el área básica (comentario del médico sobre el embarazo de la madre). Algunos casos fracasan en obtener reducciones en el área básica porque el auditor no ha cultivado el "sentido de diálogo", pues no se ha dado cuenta de que cuando el paciente recorre completamente la conversación de una valencia (como la de mamá), puede que esté hablando con otra persona cuya conversación (y por lo tanto también su valencia) también está presente. El auditor debe solicitar el diálogo de todas las personas presentes en el engrama e intentar descifrar por su cuenta lo que la otra gente pudiera estar diciendo, suministrando estas palabras al preclear (que puede que se encuentre perdido).

 

La realidad subjetiva de la concepción no se puede poner en duda. La realidad objetiva, la validez de la experiencia, no ha sido verificada a fondo, como sí lo han sido los engramas prenatales en general.

 

2.            Cuando el auditor logra una borradura pronto, debe seguir pidiéndole al archivero el primer momento de dolor o incomodidad que pueda alcanzarse ahora, y avanzar por el caso hasta borrar todos los engramas. A veces cuando saca emoción dolorosa posterior de un caso, puede regresar y encontrar engramas anteriores que se habían pasado por alto antes. Si no funciona ninguna de estas cosas, ve al PASO TRES.

 

3.            Un caso puede estar recorriendo sin problemas y atascarse repentinamente. Puede que se haya infringido el Código del Auditor: puede que alguien haya cometido la máxima infracción del código invalidando los datos del preclear. Puede que la auditación haya sido tan inepta que el archivero se ha rendido y se niega a suministrar más datos, en vista del hecho de que los datos que sí suministró fueron manejados mal (no se redujeron completamente, o se redujeron de alguna manera extraña, como permitiéndole al preclear asociar libremente respecto a ellos o simplemente dando el concepto del engrama sin recorrer completamente todos sus percépticos). Se debe rehabilitar al preclear con mucho cuidado, recorriendo completamente la infracción del Código del Auditor como si fuera un engrama, y recorriendo completamente cualquier cosa sobre la que se unió como candado. El entorno actual del preclear, si contiene a personas ansiosas de invalidar los datos del preclear o de hacerle daño condenando continuamente sus acciones, puede ser tan malo que tal vez sea muy beneficioso un cambio durante el período necesario para lograr un Liberado. El auditor debe reestablecer la fe del archivero en él, trabajando sobre datos sin importancia. Tras algunas pocas sesiones en que el archivero aprende que ya es seguro suministrarle datos al auditor, el archivero comenzará a suministrar de nuevo engramas útiles.

 

Sin embargo, un caso puede atascarse porque ha aparecido emoción dolorosa. Entonces se descarga el pesar y se continúa después la borradura, desde el área básica hacia arriba. Si el caso todavía está atascado después de esto, pasa al PASO TRES y simplemente abre el caso de nuevo con todos los pasos, como si jamás se hubiera tocado. Puede que hayan cambiado las computaciones. Habrá nuevos datos a la vista.

 

 

PASO TRES:  ELIMINAR ÓRDENES  DE CIRCUITOS DEMONIO Y DE VALENCIAS

 

1. Los circuitos demonio se tratan en el Manual. Un demonio se instala mediante órdenes dirigidas a "Tú" (segunda persona) en los engramas. "Tienes que controlarte" instala un demonio cuando se encuentra en un engrama. "Tienes que decir la verdad" seguiría siendo un demonio si apareciera en un engrama. "Tú" se dirige, en la mente, al "yo" en un caso así. Los demonios se instalan más comúnmente cuando contienen órdenes de pensar o hablar. Los demonios que dictan que uno se controle a sí mismo son muy culpables, porque colocan un pseudoauditor dentro de la mente que, bien diferenciado del "yo", controla al individuo. El dub -in es causado por circuitos del tipo "contrólate". Un paciente que puede recorrer solo es muy probable que tenga club-in. El demonio "contrólate" se interpone entre el "yo" y el archivero. "Tienes que mentirles" o "No puedes contárselo a nadie" tapan fuertemente al archivero. El archivero sigue estando ahí. Al ejecutar la técnica, el archivero siempre es obediente. Pero un demonio puede enmascarar esa obediencia. La fábrica de mentiras instalada por "No puedes decir la verdad" ocupa parte del analizador y le da órdenes al "yo", sea o no un demonio. Pero en un dub-in fuerte, el preclear no está bajo el control del auditor. Está bajo el control del demonio. El auditor obtiene rebotadores cuando pide retenedores; mecanismos extraños, como cuadros de manos con señas, retransmiten lo que se pretende que es información del "archivero"; en pocas palabras, surge una fuente de información que es una pesadilla cuando al archivero se le hacen preguntas.

 

La fuente de los demonios es, por supuesto, el engrama. Con sólo recorrer completamente el engrama, se recorre completamente el circuito. La labor es encontrar una pista sobre cuál es el fraseo de la orden, es decir, encontrar el engrama que causa que ande mal el caso, que haga dub-in, etc., etc. Usar la Técnica Repetitiva de manera aleatoria sólo enmarañará el banco de engramas de manera que tengan que pasar varios días para permitirle al caso asentarse de nuevo. Usar la Técnica Repetitiva dirigida a un engrama conocido y usar, para la repetición, las palabras de ese engrama, llegará a la primera vez que aparece ese engrama en el banco. Uno descubre las palabras y luego las repite para contactar un engrama. Cuando se contacte, ponlo a prueba a ver si se reduce. Si no, es que hay un engrama anterior parecido. Intenta llegar a ese simplemente diciéndole al paciente que vaya antes, mientras repites la frase Que compone el circuito. A la larga, retrocediendo de engrama en engrama, se descubrirá uno que se liberará. Recórrelo entero. Jamás dejes de seguir el camino hasta el final, hasta descubrir uno que si se liberará. De lo contrario, el caso se reestimula indebidamente. Es una ley general que un auditor DEBE REDUCIR CADA ENGRAMA QUE CONTACTA O EL ENGRAMA BÁSICO EN ESA CADENA ANTES DE PARAR UNA SESIÓN.

 

 

La Memoria de Línea Directa es la herramienta que descubre circuitos y valencias. La regla general es que cualquier cosa peyorativa o subóptima que el preclear piensa acerca de sí mismo se la dijo alguien o está contenida en un engrama, sin excepción. Él cree que se debería controlar: se le ha dicho que lo haga. Haz que recuerde quién solía decirle eso a él o a otro en su presencia. Averigua quién tenía "autocontrol" alrededor de él cuando era un niño. Esto funciona para cualquier pensar aberrado del preclear. De hecho, se pueden eliminar muchísimos candados de un caso mediante Memoria de Línea Directa de las dramatizaciones de la gente en la niñez del preclear, o incluso de después en la vida. Esta técnica es una técnica de terapia rápida que puede emplearse para hacer que un paciente se sienta cómodo. Una hora de ella vale cientos de horas de cualquier proceso anterior, cuando conoces las reglas y te vuelves experto en ella. Los padres, familiares o compañeros aberrados del preclear eran aberrados. Cuando un aberrado dramatiza un engrama una vez, puede contarse con que lo haya dramatizado docenas de veces. Por contagio, este engrama se ha metido en el banco del preclear, donde permanece como engrama o como candado.

 

En Memoria de Línea Directa podemos hacer que el paciente recuerde los candados. Al principio recordará alguna generalidad sobre ellos. Entonces puede hacerse que descubra (todavía en tiempo presente, no en reverie) una vez específica en que esto sucede. Cuando conecta, generalmente ríe un poco con alivio.

 

 

 CUALQUIER preocupación que tenga puede encontrarse en una dramatización de la gente alrededor de sus primeros tiempos de vida, en las mismas palabras exactamente que usa él para describir su preocupación. Rastrea hacia atrás quién habría dicho esas palabras. Encuentra un candado donde se dijeron. Se desintensificarán como candados simplemente porque se han recordado. Es más, la enfermedad psicosomática crónica que tiene es normalmente una falsificación de una enfermedad sufrida por un aliado. Si usa gafas, averigua quién en la familia usaba gafas. Si tiene trastorno gástrico, averigua quién tenía trastorno gástrico, y quién se quejaba de ello. Esto localiza para el auditor la valencia en la cual se ha instalado el preclear. Ahora averigua quién solía decirle que él era como la persona en cuya valencia existe ahora. Esto será un candado de algo. Pero obtenlo en recuerdo completo con Memoria de Línea Directa. Esto tiene tendencia a sacarlo de la valencia en la que está y meterlo en su propia valencia, donde puede alcanzar sus percépticos.

 

Se podría encontrar que un engrama en el área prenatal contuviera la declaración: "Eres igual que tu padre", etc. Otros cambiadores de valencia consisten en frases como: "No eres diferente de nadie" (lo coloca en la valencia de todos), "No me reconozco", "Tendré que fingir que soy otra persona", "Si hubieras sido tú, habrías muerto" (creador sintético de valencia). Los cambiadores de valencia y los circuitos demonio existen, pues, no solamente como engramas en los primeros momentos del banco, sino también como candados. Haz que el preclear recuerde un candado preguntando con inteligencia.

 

 

2. Tras contactar con un candado, coloca al preclear en reverie y mételo en el candado, usando una o más de sus frases específicas como repetidores, o simplemente ordenándole que se meta. Entonces recorre toda la dramatización como si fuera un engrama. En realidad es un candado, pero así uno averigua las órdenes que cambian la valencia o crean circuitos demonio. "Estás usando demasiada imaginación", "Tienes que pensar en esto, y yo te diré qué pensar", "No te atrevas a decírselo a nadie", "Estás equivocado; siempre estás equivocado", "Eso no es verdad. No sabes de qué estás hablando", son circuitos comunes que cierran el paso al auditor. La orden del tipo de contrólate, como "Controla tus emociones", "Aguántate", "Tienes que controlarte", etc., etc., permite que el preclear recorra por sí solo; cuando existen en grandes cantidades, la cuestión de la "altura" (el auditor tiene que ser lo bastante poderoso para controlar a su preclear y lograr que coopere) se vuelve seria. Cada vez que un preclear exige un auditor con más "altura", están presentes circuitos de control.

 

Puede que el preclear se oponga a que se reduzcan los circuitos de control, basándose en que es necesario controlarse. El "yo" se controla de manera experta y natural, y el preclear está fuera de control dentro de sí únicamente cuando existen dentro de él circuitos de control y demonios. El auditor debe borrar todos los circuitos que interfieren con el "yo" en el esfuerzo del "yo" por controlar el organismo. Una vez que tiene el contenido del candado, puede usar la Técnica Repetitiva con sus frases para contactar con un engrama temprano en el banco, preferiblemente prenatal. Intenta entonces reducir esa frase en el engrama. Si el auditor no la puede reducir, tiene que averiguar dónde aparece antes. Y así sigue hasta que encuentre uno que se liberará. Esto requiere de trabajo cuidadoso y concienzudo. Hay que encargarse bien de alcanzar directamente los engramas exactos deseados, según sean revelados por un examen de las dramatizaciones como candados.

 

También es posible examinar las dramatizaciones del propio preclear y, encontrando ocasiones en que sus propios engramas han sido reestimulados de manera que él dramatizó su contenido, encontrar el engrama mismo. Colocándolo a él en el instante en que estaba dramatizando, haciendo que detalle la dramatización palabra por palabra, a veces se puede hacer que vaya instantáneamente al momento en que se instaló el engrama mismo.

 

 

3.            Reduce los engramas más tempranos que contengan estas órdenes, después de que estas hayan sido localizadas mediante una computación hecha con detenimiento y el uso juicioso de la Técnica Repetitiva.

 

 

4.            Cuando se han contactado o reducido los circuitos demonio o los cambiadores de valencia, trata de alcanzar el pesar y la aflicción en el caso. Sigue intentando alcanzar engramas del área básica. Si los engramas de pesar y los básicos aún se encuentran fuera de la vista, continúa repitiendo el PASO TRES hasta haber convertido el caso en un caso que recorra fácilmente.

 

 

5.            Recorre el caso. REDUCE CADA ENGRAMA QUE CONTACTES, Y CUANDO EL ENGRAMA NO SE REDUZCA, INTENTA OBTENER EL ANTERIOR SIMILAR A ÉL QUE IMPIDE QUE SE REDUZCA, Y REDUCE ESE. SIGUE ESTE PROCEDIMIENTO. NUNCA DEJES UNA CADENA DE ENGRAMAS REESTIMULADA. DESCUBRE EL BÁSICO DE ESA CADENA Y REDÚCELO.