Contacto

Contacto

Te recuerdo que este es un excelente momento para comenzar a realizar cambios internos por medio de una terapia que te ayude a eliminar bloqueos y trabas y a conectarte con tu interioridad. Conecta conmigo Juan Carlos en este email: sacrocraneo@gmail.com

Yo Juan Carlos LLuch de esta web te invito a participar en este canal de Telegram https://t.me/redsocialconciencia

Canal de vídeo muy instructivo

https://www.brighteon.com/channels/terapiaycursos

https://www.bitchute.com/channel/lJPl9G1HPJCm/

Realizo terapia sacro cráneo a distancia. Una terapia acompañada en borrar memorias y anclar afirmaciones. Puede servirte para muchas cosas por ejemplo para el tratamiento de depresión, angustia, crisis, duelos, problemas de pareja, etc. y te acompaño en los cambios que quieras llevar a cabo.

Esta es una terapia que abarca a la persona en su totalidad, también a nivel espiritual y energético.

El ser humano es una totalidad y cuando se cuida el alma y el espíritu todo en la vida mejora.

    Juan Carlos LLuch Sanjuan
    Juan Carlos LLuch Sanjuan

    «No habrá nada oculto que no verá la luz».

    «Quien tenga oídos para oír entienda».

    Son frases que parecen lejanas, son frases que solo le dicen al que está despierto.

    Este es el tiempo en el que esas frases , justamente por ser este el tiempo, alcanzan todo su valor cuando apenas se les da valor.

    Esto que a continuación copio-pego se engloba dentro de este tiempo final de ciclo de tiempos

    EL GRAFENO (666) IMPIDE LA EVOLUCIÓN DE CARBONO A SILICIO

    “Aquí está la sabiduría. El que tenga inteligencia calcule el número de la bestia, porque es número de hombre. Su número es seiscientos sesenta y seis.” Así se señala en el libro del Apocalipsis 13:18 el número que marca a la bestia, para que esta pudiera ser reconocida con la llegada del fin del mundo.

    Como hemos visto, ya estamos en el llamado “fin del mundo”, que no es el fin de la tierra, sino el fin de un ciclo de la humanidad, el fin de todos los sistemas que hasta ahora habíamos conocido: sistema político, económico, educativo, informativo, sanitario, cultural, etc. Solo la caída completa de todos los sistemas dará paso a lo nuevo. 

    Pero, también sabíamos, que los controladores del mundo iban a hacer todo lo posible para impedir que la mayor parte de la humanidad evolucione en consciencia y pueda pasar al nuevo ciclo, o a la Nueva Era.

    Y así lo han hecho, sistemáticamente, a través de las leyes pro-aborto, la ideología de género, las drogas, la tendencia transhumanista, los ataques virológicos, los venenos en el agua y en el aire, los alimentos GMO y, ahora con las inoculaciones de grafeno, que es el elemento que más se ha encontrado en las diferentes v–acunas.

    El grafeno es una sustancia compuesta por carbono puro.

    En el versículo de la Biblia, Juan, el autor del Apocalipsis (revelación), dice que el número 666 es número de hombre. Y dice esto porque el número 666 se relaciona con el átomo de carbono, y el hombre.

    El Carbono es uno de los 5 elementos del ADN humano, y está compuesto de 6 protones, 6 electrones y 6 neutrones, lo que equivale a 666. Carbono y grafeno es lo mismo, ambos forman celdas hexagonales. Por lo tanto, las inyecciones que están poniendo contienen el número atómico 666 y patrones de seis ángulos.

    Este es un código, que en la Biblia le llaman “la marca de la bestia” y que les permite a los controladores saber quiénes son “suyos”. Ellos los marcan como los ganaderos marcan a su ganado.

    En la naturaleza, el carbono se manifiesta en forma de grafito o de diamante. Son dos caminos totalmente diferentes. Por eso, se dice que la evolución que estamos viviendo es de “carbono a silicio”, ya que el silicio cristaliza con el mismo patrón que el diamante.

    El número atómico del silicio es 14. Tiene 14 protones, un número igual de electrones y neutrones. Su número de masa es 28.

    El carbono y el silicio son químicamente muy similares. Ambos pueden formar enlaces de cuatro átomos simultáneamente, haciéndolos bien adaptados para formar cadenas largas de moléculas encontradas en la vida, como proteínas y ADN. El silicio es el segundo elemento, después del oxígeno, más abundante en la corteza terrestre.

    La gran diferencia es que, por ejemplo, los enlaces carbono-oxígeno se pueden hacer y deshacer, pero con el silicio son eternos, no terminan.

    En los anteriores cambios evolutivos, el Ser Humano siempre permaneció con su ADN en base al elemento Carbono, en Tercera Dimensión, y ahora viene el cambio de su ADN al elemento SILICIO, o sea, la base del Cristal de Cuarzo, el ADN Cristal. Esto es lo que pretenden impedir los controladores oscuros.

    Un Salto Quántico sucede cuando el átomo sufre una modificación debida a fuerzas “externas” que lo “obligan” a mutar internamente y que, por ende, la modifican estructuralmente, cambiando su morfología hacia otros elementos.