Yo soy lo que el creador es:

Este artículo en audio

YO SOY LO QUE EL CREADOR ES. LUEGO: YO SOY LA PRESENCIA, DIOS EN ACCIÓN EN TODO SER.

No debemos desalentarnos al no recibir inmediatamente la respuesta. La culpa está en nuestra manera de pensar y de obrar. YO SOY EL AGUA Y LA VIDA, pero la mente del yo corporal no sabe o no quiere beber de esa agua de la dicha y de la felicidad. La afirmación continua conduce a una realización verdadera y segura. 

YO SOY LO QUE EL CREADOR ES. LUEGO: YO SOY LA PERFECCIÓN EN CADA SER. YO SOY LA ARMONÍA EN CADA SER.

Cuando por medio del esfuerzo consciente el aspirante atrae la energía de YO SOY LA PERFECCIÓN y lleva consigo la facultad inherente del PODER DEL VERBO, entonces comienza a proyectar y radiarla sobre los demás. La Perfección del YO SOY no sufre ningún cambio, sino cada individuo la viste con su propia actividad. Todo amor es Dios. Todo poder es Dios. Todo lo bueno es Dios. Cuando tenemos hambre de algo es, en realidad, el hambre del Infinito que se expresa en nuestras vidas y a través de nosotros, de modo que los sentidos lo perciben como real, para que nosotros realicemos la VOLUNTAD del Padre que está en nosotros. 

YO SOY LO QUE EL CREADOR ES. LUEGO: YO SOY EL CORAZÓN DE LO ABSOLUTO QUE REALIZA.

Entremos en el silencio después de decir esto hasta sentir que YO SOY EL CORAZÓN DE DIOS, luego cualquier cosa que declaramos se manifiesta en este mismo momento.

Creer y tener fe se entrelazan entre sí. Lo que anhelamos, en la vida, de amor, poder, acierto, éxito, sabiduría, gozo, paz, etc., esto es lo que exactamente el Infinito quiere que tengamos, porque esa es su creencia; pero si no tenemos fe, ni creemos que “YO SOY LA REALIZACIÓN” ¿Cómo podrá Él actuar para y en nosotros contra nuestra voluntad y fe? No hay nada bueno ni malo, el pensamiento hace lo uno y lo otro. Algún día el aspirante sentirá dentro de sí el poder ingente de la mencionada afirmación y se maravillará. 

YO SOY LO QUE EL CREADOR ES. LUEGO: YO SOY ÉL, ÉL ES YO, YO SOY LO QUE EL CREADOR ES.

Cantemos con alegría y gozo por esta divina verdad, en nuestro corazón continuamente. Sintámosla con todo su significado y poder y determinemos usarla en cada momento. Seamos firmes en nuestra determinación y el saber, el sentir y el poder nos serán dados. El camino de nuestra libertad y liberación eternas está abierto. Seamos felices y demos gracias porque hemos levantado el velo. 

YO SOY LO QUE EL CREADOR ES. LUEGO: YO SOY LA FE, YO SOY LA ESPERANZA. YO SOY EL AMOR. YO SOY EL SIEMPRE DAR.

Esta afirmación ilumina la mente del yo personal que está sujeta al error y le enseña cómo librarse de las condiciones tormentosas. El temor se desvanece de la mente y así comprenderá que las cosas externas no pueden hacernos desgraciados.

Abramos las puertas de la GRAN MANSIÓN INTERNA llena de LUZ INEFABLE y entremos allí a adueñarnos de nuestra herencia divina y ser libres. 

YO SOY LO QUE EL CREADOR ES. LUEGO: YO SOY EL CONSUELO DE LOS QUE LLORAN.

Pero no de los que lloran por la pérdida de una ilusión mental o por un fracaso de negocios; sino por aquellos que lloran por la injusticia, por la mentira, por el fraude, por las guerras entre hermanos, por la ignorancia de la humanidad que no quiere comprender que es ella una sola familia de un solo Padre

YO SOY LO QUE EL CREADOR ES. LUEGO: YO SOY LA PRESENCIA INVISIBLE EN TODO LO VISIBLE. YO SOY LA DICHA, EL GOCE Y LA FELICIDAD EN TODO.

Hay muchos que creen que al atormentar el cuerpo y privarlo de sus placeres lícitos se vuelven más espirituales. Aún hay muchos que interpretan equivocadamente las palabras de Jesús cuando dijo “Si quieres ser perfecto … carga la pesada cruz y sígueme”, y de esta manera creen que el pobre no debe gozar por obtener lo que necesita y el enfermo por su salud. El mismo Nazareno enseñó: “Venid y recibiréis, que vuestra dicha sea plena”. Negarse a sí mismo y cargar con la cruz es eliminar el yo egoísta que está buscando siempre su comodidad a costa de los demás. De éste yo, habló Jesús y no de martirizar el cuerpo. 

YO SOY LO QUE EL CREADOR ES. LUEGO: YO SOY LA PRESENCIA DE TODO BIENESTAR DESEADO.

El sol nos da vida y calor, en él no hay muerte ni frío; del mismo modo “YO SOY” no puede radiar más que amor, vida y bienestar. “YO SOY” es todo lo positivo, no cambia nunca, hagamos lo que hagamos o lo que hayamos hecho; siempre nos envuelve con su amor y felicidad. El sol no deja de brillar y dar vida si el hombre se convierte en egoísta y malo. 

YO SOY LO QUE EL CREADOR ES. LUEGO: YO SOY DIOS EN CADA CEREBRO Y EN CADA CORAZÓN QUE ANHELA AMOR, JUSTICIA, PAZ, ARMONÍA Y PERFECCIÓN.

Feliz el hombre que se da cuenta de esta suprema verdad. Dichoso el corazón que puede sentir y comprender plenamente este ardor para su realización. Entonces, YO
SOY manifiesta a través de él su Omnisciencia, Omnipotencia y Omnipresencia, para la paz, la justicia y la perfección en el mundo y la tierra se convertirá en cielo.

YO SOY LO QUE EL CREADOR ES. LUEGO: YO SOY LA MENTE INFINITA CON HAMBRE ETERNA DE DAR, DE DAR SIEMPRE.

Tenemos que compenetrar y vivir esta verdad. YO SOY el impulso Divino que se expresa eternamente y manifiesta constantemente, de sí mismo en la visibilidad. Cada hombre debe realizar su unidad consciente con “YO SOY”, negando toda apariencia contraria a esta verdad. Que su mente no actúe sobre ninguna cosa que no tenga esta convicción. 

YO SOY LO QUE EL CREADOR ES. LUEGO: YO SOY EL FUEGO DEVORADOR EN EL SEXO QUE CONSUME TODA IMPUREZA DE LA MENTE.

El verdadero casto es el que lleva su virilidad hasta la Divinidad; porque la verdadera castidad debe estar en la pureza y en la santidad del sexo. 

El placer sexual es incompleto lejos de la pureza sexual, ambos son necesarios para la unión. 

Sentir el impulso sexual es sentir la Divinidad en sí, que tiende a crear primero en el invisible para después manifestarse en el visible. Si el origen invisible es limpio y santo, el visible será también limpio, puro y santo. 

YO SOY LO QUE EL CREADOR ES. LUEGO: YO SOY LA PRESENCIA DEL FUEGO DIVINO EN LA ACTIVIDAD SEXUAL CREADORA.

Con todo respeto y con toda santidad debemos repetir cada vez que sintamos la actividad sexual divina en nosotros. El hombre es DIOS CREADOR por el sexo y todo lo creado debe ser bueno. El fuego del sexo es el fuego de la santidad. El origen del sexo tiene su raíz en la misma Divinidad. El hombre al orar invoca a Dios; pero al unirse sexualmente a la mujer se convierte en Dios.  Es el sexo el que está en Dios, así como el hijo está en el Padre. 

El hombre debe en el acto sexual, sentirse Dios Creador Omnipotente. Pero hay sexualidad carnal y sexualidad espiritual: la carnal es el nacimiento y la muerte, la espiritual es la resurrección eterna.  Mas, cada vez que se presente una idea errónea del sexo o en el sexo, debemos repetir con santidad la afirmación precedente.

YO SOY LO QUE EL CREADOR ES. LUEGO: YO SOY LA PRESENCIA OMNISCIENTE EN TODO.

Entonces todas las sabidurías están al alcance nuestro. Seamos como el fuego vivo que consume toda negación. No juzguemos a nadie. Afirmemos la convicción para eliminar la negación. Si alguien nos muestra mala voluntad, afirmemos: YO SOY EL AMOR EN ESTE SER. No envidiemos a nadie porque él y nosotros mismos somos uno en el infinito y como dice Pablo: “¿Cómo una parte de un mismo ser puede estar celosa o envidiosa de la otra?”. Afirmemos: YO SOY LA ALEGRÍA POR EL TRIUNFO DE ESTE SER.

Estas afirmaciones son las llaves mágicas; son el goce de Dios en nosotros; son TODO EL PODER EN NUESTRAS MANOS.

YO SOY LO QUE EL CREADOR ES. LUEGO: YO SOY LA PRESENCIA OMNIPOTENTE EN TODO.

Luego no hay dolor; la enfermedad, la pobreza, la vejez, son hijas del intelecto y pueden ser eliminadas con la unión consciente con YO SOY.

No hay cosa alguna en el mundo que pueda infundir miedo, porque más grande es la potencia dentro del hombre de Fe que todo lo negativo. 

YO SOY LO QUE EL CREADOR ES. LUEGO: YO SOY OMNIPRESENTE EN TODO, NO HAY FALTA DE VIDA, DE SUSTANCIA, DE INTELIGENCIA EN PARTE ALGUNA.

Esta afirmación nos libertará de la sugestión de creer en las condiciones materiales y nos afirma en el sentir de que nosotros somos lo que hemos querido ser y seremos lo que queramos ser. 

YO SOY LO QUE EL CREADOR ES. LUEGO: YO SOY EL BIEN, EL MAL NO EXISTE.

En todo el universo no existe sino el poder positivo de YO SOY DIOS EN ACCIÓN EN TODA PARTE Y TIEMPO. Lo que aparece como mal es la carencia de Luz, es la Ignorancia de adquirir el bien existente en toda parte. La enfermedad es la ignorancia de vivir según las leyes de la salud. 

YO SOY LO QUE EL CREADOR ES. LUEGO: YO SOY LA LUZ INEFABLE EN EL SEXO QUE ILUMINA TODO CORAZÓN Y TODO CEREBRO.

La sexualidad espiritual tiene por objeto hallar el elixir de la vida y la piedra filosofal que transmuta los metales para la realización perfecta de toda obra.  Antes de emprender una obra trascendental, hay que acercarse mucho a la esposa espiritual; pero hay que permitir que la luz atraviese entre los dos.  El fuego creador de JEHOVA en la Zarza arderá, entonces, en el sistema nervioso sin consumirla y se convertirá en Luz Inefable que ilumina el corazón y el cerebro. 

YO SOY LO QUE EL CREADOR ES. LUEGO: YO SOY LA FUENTE DEL AMOR, DEL SABER Y DEL PODER QUE ACTÚAN EN ESTE (MI) TEMPLO CUERPO.

Hay una sola fuente de todo lo que existe. Todos los dones positivos de amor, saber, poder, etc., nos vienen de Ella. Nosotros estamos conectados inconscientemente con ELLA, pero nuestra ignorancia obstruye el fluir de sus dones. Cada uno de nosotros debe expresar hacia fuera, sobre los demás, todo el bien que quiere recibir de esa Fuente, y de esta manera se convierta el hombre en YO SOY LA FUENTE DEL AMOR QUE ACTÚA EN TODO TEMPLO CUERPO.

YO SOY LO QUE EL CREADOR ES. LUEGO: YO SOY LA FUENTE DEL AMOR DIVINO QUE ACTÚA.

Esta fuente de amor del cual procedemos no tiene límite en su voluntad de expresar y actuar en nosotros y a través de nosotros, si estamos preparados y gustosos para expresar lo que es positivo, o sea, su divina voluntad. Tenemos que tornar permanentemente nuestros corazones al mundo Interno, mundo del PADRE-MADRE para poder satisfacer la añoranza, que no es otra cosa que el deseo de YO SOY EXPRESIÓN CONSCIENTE EN CADA HOMBRE. 

YO SOY LO QUE EL CREADOR ES. LUEGO: YO SOY LA MISERICORDIA EN TODO CORAZÓN.

Esta afirmación nos torna misericordiosos, tolerantes y apacibles con nuestros semejantes y en todas las circunstancias y así seremos como el Infinito, Omnipotentes, buenos y en nosotros no tendrá más cabida el mal, el fracaso y la pobreza.

YO SOY LO QUE EL CREADOR ES. LUEGO: YO SOY, YO ESTOY EN EL CORAZÓN PURO Y LIMPIO.

El corazón limpio ve a Dios, es decir, siente que YO SOY manifiesta por él y expresa hacia la humanidad sus atributos y dones y puede darnos lo que podemos desear: “Porque los ojos humanos no han visto, ni los oídos han oído, ni ha entrado aún en la comprensión del hombre, las cosas que el Padre tiene ya preparadas para los que descubran y sigan sus leyes”.

YO SOY LO QUE EL CREADOR ES. LUEGO: YO SOY EL ALIMENTO CELESTIAL DE AQUELLOS QUE TIENEN HAMBRE Y SED DE JUSTICIA.

Pues nuestros deseos son la medida de nuestra capacidad. Quien aspira a la justicia, recibirá ese alimento celestial para administrarla y obligar a otros a que la administren.

Hay que repetir todas estas afirmaciones en todos los casos necesarios. Si se quiere que un juez dé su fallo justo, envíale esta afirmación del Sermón de la Montaña y el resultado no tarda en manifestarse.

YO SOY LO QUE EL CREADOR ES. LUEGO: YO SOY EL AMOR, EL PERDÓN Y LA INDULGENCIA EN EL SER.


Afirmar el amor es no herir al prójimo; afirmar el perdón es no tomar en cuenta el mal que,
ignorantemente, nos hizo; afirmar la indulgencia es darle poder para que se corrija.

YO SOY LO QUE EL CREADOR ES. LUEGO: YO SOY EL AMOR PURO EN EL HOMBRE Y EN LA MUJER.

Esta afirmación elimina de la mente de las parejas la idea del deseo animal y los acerca al amor divino; y así el hombre ve a Dios en las entrañas de la mujer y la mujer lo ve en la espina dorsal del hombre.

YO SOY LO QUE EL CREADOR ES. LUEGO: YO SOY LA VERACIDAD DE LA PALABRA.

Esta afirmación hace que la lengua sea capaz de crear mediante la palabra, porque Hablar es Crear. Quien afirma y practica durante un año la veracidad en el hablar, descubrirá la palabra perdida. Le bastará decir al enfermo “Sana” y será sano; y al vicioso “Sé perfecto” y será perfecto, porque sus labios estarán purificados por el fuego de la verdad y su palabra se convertirá en Ley.

YO SOY LO QUE EL CREADOR ES. LUEGO: YO SOY LA FE Y LA CERTEZA QUE MATA TODA DUDA.

A menudo dicen algunos: Yo he mantenido esta idea por mucho tiempo y no se manifesta Pues, esta es una prueba de que exista una duda en alguna parte de la consciencia.
Hay que reclamar con firmeza y sin desalentarse y todo os será dado.
YO SOY LO QUE EL CREADOR ES. LUEGO: YO SOY LA FE CUYO PODER TODO LO PUEDE. ¿LA FE EN MI COMO SER HUMANO? ¿O ALGO EXTERNO A MI? ¿A QUIEN DELEGO TODO? ¿CUAL ES LA CERTEZA? ¿A QUIEN DARE CREDITO DE LO QUE HAGO?


 «Un poder que subyuga imperios, que tapa las bocas de los leones, que apaga el fuego, que derrota ejércitos, que levanta a los muertos de sus tumbas y los devuelve a la vida».
 Y si nuestros deseos superan a todo esto, no debemos dudar si queremos que nuestras demandas se conviertan en realidad. El más grande de los seres dijo: «A aquél que creyera, todas las cosas le serán posibles».


YO SOY LO QUE EL CREADOR ES. LUEGO: YO SOY LA FE, PROVISIÓN DE TODO PODER Y DE TODA DEMANDA.

Esta verdad está basada sobre las leyes inmutables, así como por ejemplo: la suma de los ángulos de un triángulo es igual a dos ángulos rectos. El que nosotros lo sepamos o no, no altera el hecho en sí. Solamente en la proporción en que sepamos que en la fe se encuentra todo poder, esta verdad eterna nos beneficia. El que pide recibe.

YO SOY LO QUE EL CREADOR ES. LUEGO: YO SOY EL CENTRO DE LA INFINITA CIRCUNFERENCIA. ESO SOY YO.

Que cada cual dirija a sí mismo estas preguntas y que las conteste. ¿Le falta algo al Universo? No, está completo. ¿Faltando Yo puedo estar completo? No, sería incompleto. ¿Entonces Yo lo completo? Ciertamente que sí. Por tanto, ¿sin mí no puede estar completo? No. En tal caso, puede revelar esta verdad que: YO SOY EL CENTRO DE LA INFINITA CIRCUNFERENCIA. 


YO SOY LO QUE EL CREADOR ES. LUEGO: YO SOY LA FE QUE MUEVE EL INFINITO.


El Infinito, con placer, nos da de acuerdo con nuestra Fe. Hay que conquistar la Fe si no la tenemos. Sin fe es imposible complacer a Diosa se ha dicho; aunque esta frase es simbólica, y quiere decir que sin fe no se puede obtener nada de los dones de lo Infinito. Quien duda, su demanda no llega a la fuente del dador de todo lo bueno.


YO SOY LO QUE EL CREADOR ES. LUEGO: YO SOY EL DESEO, PROMESA SEGURA EN EL CORAZÓN. YO SOY LA FE DE EL QUE PIDE RECIBE. YO SOY EL AMOR QUE ANTES QUE ME LLAMEN CONTESTO

Con desear una cosa, es la cosa misma que empieza, dice Evans. Es decir, que la cosa deseada ha comenzado su manifestación desde el corazón del Infinito hacia nosotros, y es la aproximación de la cosa misma que produce en nosotros una impresión que se llama DESEO. Pedir es expresar un deseo, y cuando pedimos con fe, tocamos un resorte especial que impulsa hacia nosotros lo que deseamos.
El Nazareno reconocía esta Ley cuando dijo: PEDID Y OS SER DADO. GOLPEAD Y SE OS ABRIRA. Porque sabía que YO SOY, DIOS, la Sustancia de todas las cosas positivas y buenas

YO SOY LO QUE EL CREADOR ES. LUEGO: YO SOY LA FUENTE DE TODA VIDA.

Todas las enseñanzas de Jesús giran a la comprensión de que el hombre es uno con el YO SOY Infinito. Para señalar el camino de esa verdad tuvo que comenzar con el hombre externo y enseñarle a amar a sus enemigos, a hacer el bien, etc.; pero su objetivo central fue el de guiarlo al lugar del deseo, de la aspiración y de la concentración, donde se encuentra la fuente de la vida y de la sabiduría. 


YO SOY LO QUE EL CREADOR ES. LUEGO: YO SOY LA PAZ EN LOS CORAZONES DE LOS PACIFICADORES


Afirmar una cosa es aseverar positivamente que esa cosa es así. “Afirmarás una cosa y ella te sucederá”. Si todo el mundo, si la décima parte de la Humanidad afirma la paz, convierte a todos los demás en pacíficos y no habrá más guerras. Nunca debemos hablar de guerras, ni de su proximidad; más bien debemos negarlas y afirmar la paz en los corazones.


YO SOY LO QUE EL CREADOR ES. LUEGO: YO SOY EL REINO, EL REFUGIO DE TODO PERSEGUIDO QUE NO QUIERE RESISTIR AL MAL CON MAL.

Resistir al mal con otro mal es crear dos males al mismo tiempo. Aquél que resiste al mal con el bien será perseguido, pero él triunfará a la postre.


YO SOY LO QUE EL CREADOR ES. LUEGO: YO SOY LA FE QUE CONVIERTE LA SUSTANCIA EN REALIDAD.


La fe es la sustancia de las cosas que deseamos, la evidencia de las cosas que no se ven, dice Pablo. Es decir que la fe agarra la sustancia de las cosas que deseamos y continua. Las cosas materializadas no fueron hechas de las cosas visibles, sino que procedieron de lo invisible. Entonces pues, las cosas que deseamos en alguna manera están ya en la sustancia invisible que nos rodea y la fe es el poder que tiene la capacidad de convertirlas en realidad
Hay que grabar esto en la mente y repetirlo miles de veces. ASI LO AFIRMO JESUS SI TUVIERAMOS LA FE DE UN GRANO  DE MOSTAZA?

YO SOY LO QUE EL CREADOR ES. LUEGO: YO SOY LA FE Y LA CERTEZA QUE MATA TODA DUDA.


A menudo dicen algunos: «Yo he mantenido esta idea por mucho tiempo y no se manifestó». Pues, esta es una prueba de que existía una duda en alguna parte de la consciencia. Hay que reclamar con firmeza y sin desalentarse y todo os será dado.