Emociones

Emociones

Las emociones son alteraciones del ánimo intensa y pasajera, agradable o penosa, que va acompañada de cierta conmoción somática. Por emociones también entendemos interés, generalmente expectante, con que se participa en algo que está ocurriendo.

Las emociones son reacciones psicofisiológicas que representan modos de adaptación a ciertos estímulos del individuo cuando percibe un objeto, persona, lugar, suceso o recuerdo importante. Psicológicamente, las emociones alteran la atención, hacen subir de rango ciertas conductas guía de respuestas del individuo y activan redes asociativas relevantes en la memoria. Los sentimientos son el resultado de las emociones, son más duraderos en el tiempo y pueden ser verbalizados (palabras). Fisiológicamente, las emociones organizan rápidamente las respuestas de distintos sistemas biológicos, incluidas las expresiones faciales, los músculos, la voz, la actividad del SNA y la del sistema endocrino, pudiendo tener como fin el establecer un medio interno óptimo para el comportamiento más efectivo. Los diversos estados emocionales son causados por la liberación de neurotransmisores (o neuromediadores) u hormonas, que luego convierten estas emociones en sentimientos y finalmente en el lenguaje.

La emoción también está relacionada con la tendencia comportamental. Las personas extrovertidas son más predispuestas a ser sociales y expresar sus emociones, mientas que las personas introvertidas son más propensas a retirarse socialmente y no expresar sus emociones.

Conductualmente, las emociones sirven para establecer nuestra posición con respecto a nuestro entorno, y nos impulsan hacia ciertas personas, objetos, acciones, ideas y nos alejan de otros. Las emociones actúan también como depósito de influencias innatas y aprendidas. Poseen ciertas características invariables y otras que muestran cierta variación entre individuos, grupos y culturas (Levenson, 1994).

Podemos clasificar 6 emociones básicas:

  1. Miedo
  2. Ira.
  3. Asco.
  4. Tristeza.
  5. Alegría.
  6. Sorpresa.

La experiencia humana comprende muchas más emociones, aunque son una mezclas de algunas de las emociones básicas.

Emociones expresadas

¿Qué es una emoción atrapada?

Durante el viaje por esta experiencia que llamamos vida, estamos continuamente experimentando emociones de algún tipo. Las emociones dan color a nuestra vida. Si echamos la vista atrás y recordamos alguna experiencia feliz de nuestra vida, algo que nos llenase de alegría u orgullo, seguro que veremos que inevitablemente esa experiencia estaba asociada a determinadas emociones, en este caso de las llamadas positivas como alegría, conexo, seguridad, etc.

Pero no todo en la vida es tan alegre, todos hemos tenido desafíos en forma de situaciones asociadas a emociones abrumadoras. La mayoría preferimos olvidar estos desafíos, pero desafortunadamente la influencia de estos acontecimientos puede quedarse con nosotros en la forma de emociones atrapadas. A veces, por motivos que aún no comprendemos, las emociones no se procesan completamente. En este caso, en lugar de simplemente experimentar la emoción y liberar esa emoción, la energía de la emoción queda de alguna manera atrapada dentro del cuerpo físico.

Entonces, en vez de atravesar tu momento de enojo, o un periodo temporal de pena o depresión, esta energía emocional negativa puede permanecer dentro de tu cuerpo causando un significativo estrés físico y emocional y originando esas emociones recurrentes que sentimos, en ocasiones sin causa aparente. A pesar de no ser visibles, son muy reales.

¿Sientes a menudo que estas peleando contra el peso de algo, pero no puedes decir concretamente que es?

Tal vez tu vida no éste resultando como lo habías esperado. Tal vez tus intentos por formar relaciones duraderas nunca parecen funcionar. Puede ser que desees que algunos acontecimientos del pasado nunca hubiesen ocurrido, pero te sientes impotente para superarlos. Incluso puedes tener un sentimiento inquietante de que tu presente está siendo tomado como rehén por tu pasado de cierta manera vaga e indefinible.

Las emociones atrapadas pueden literalmente anteponerse entre tu éxito o lo que quieres conseguir y tú mismo, distanciándote de las cosas que deseas e incluso de las personas que amas. Deshacerte de tus emociones atrapadas puede ayudarte a vencer los obstáculos de tu pasado y puede brindarte una nueva vida a tu matrimonio, familia y otras relaciones personales.

Es frecuente que las personas se sientan de alguna manera cargadas por sus emociones pasadas, pero no parecen saber cómo recuperarse de ellas.

Muchas personas fracasan al desempeñarse conforme a su habilidad y tienen dificultad para hacer que su vida funcione como debería. A menudo la causa subyacente de su frustración es una emoción atrapada de un acontecimiento del pasado que puede ser que no se den cuenta que está saboteando tus esfuerzos.

El daño que causan las Emociones Atrapadas

Las emociones atrapas pueden hacer que hagas suposiciones incorrectas, reacciones de manera exagerada frente a comentarios inocentes, malinterpretes una conducta y causes un cortocircuito en tus relaciones. Aun peor, las emociones pueden crear depresión, ansiedad y otros sentimientos indeseables. Pueden interferir en el funcionamiento correcto de tus órganos y tejidos de tu cuerpo, causando estragos en tu salud física, causando dolor, fatiga y enfermedad. Sin embargo, no importa cuán grande sea tu sufrimiento, la energía invisible de las emociones atrapadas quedar sin ser diagnosticada por la medicina convencional, aun siendo un factor de causa mayor de tus dificultades físicas y emocionales.

Para eliminar cualquier tipo de problema que tenga que ver con tu salud o bienestar, las causas subyacentes del problema deben ser tratadas. Es importante que reconozcas y quites tus propias emociones atrapadas antes de causen más daño. Puedes vivir una vida mejor al deshacerte de ellas.

Liberar Emociones Atrapadas

Cuando una emoción atrapada es liberada, una carga es literalmente sacada. De hecho, la gente a menudo experimenta una sanación de levedad en torno a la liberación de la emoción atrapada. Encontrar y liberar aquellas energías negativas atrapadas puede causar literalmente cambios en cómo te sientes y comportas, en las elecciones que haces y en los resultados que obtienes.

El Código de la Emoción trata de liberar ese bagaje emocional para que Tú puedas ser quien realmente eres en tu interior. Tú no eres tu bagaje emocional, pero a veces tus emociones atrapadas pueden desviarte u ocasionar que transites caminos que preferirías no tomar.

La razón y el sentimiento

La razón. Todos sabemos que el ser humano la tiene, tiene capacidad de razonar, y esto es precisamente lo que le diferencia de los animales y demás organismos terrestres. El diccionario de la lengua española dice «Razón:  Facultad del hombre de pensar o discurrir». Todos pensamos, razonamos y argumentamos. Todos usamos de forma inteligente nuestra materia gris.

Con frecuencia se opone la razón al sentimiento, es decir, lo que pasa por la cabeza frente a lo que pasa por el corazón. En algunas ocasiones nos sentimos perplejos ante dos voces que nos hablan interiormente con fuerza y claridad, pero de forma contradictoria. ¿Cuántas veces nos hemos preguntado si debíamos escuchar lo que nos decía la cabeza o lo que nos gritaba el corazón?… Sin una referencia segura, cada uno ha hecho lo que ha podido sin saber con exactitud a cuál tenía que seguir.

El corazón humano genera un campo energético toroidal enorme, que interactúa con el resto de campos energéticos de todo lo que nos rodea. Tus intenciones y tu estado interior determinan lo que emites y por lo tanto lo que atraes, así que eres más responsable de lo que creías de lo que viene a tu vida.

La partícula más pequeña de materia física que existe (la «Unidad fundamental del Universo») también tiene esa forma de toroide.

Nosotros, nuestro cuerpo es un campo energético toroidal.

La inteligencia también la podemos encontrar en el corazón.

Comentarios desactivados en Emociones